Todas las canciones hablan de mí: teaser

 

Aquí dejamos el teaser de la película, suena “Pobrecitos mis recuerdos” de Bola de nieve. Esperamos que os guste.

Anuncios

Todas las canciones hablan de mí en la Ciudad de la luz

Ciudad de la luz te invita al pase de Todas las canciones hablan de mí el martes 30 de noviembre a las 21:00 en el Auditorio de la Fundación Centro de Estudios Ciudad de la luz, en Alicante. Reserva tu enrada antes de las 14:00 de hoy lunes. Aquí, más información.

Todas las canciones hablan de mí en Cineuropa


Esta tarde, a las 20:15, en el Teatro Pincipal de Santiago de Compostela, se proyecta Todas las canciones hablan de mí dentro del Festival Cineuropa, que celebra su tercera edición. El festival no tiene carácter competitivo, aunque sí entrega dos premios, esta edición para Pilar López de Ayala y para Oliver Laxe. Además, en cada edición, el público entrega también su premio.

Las entradas pueden comprarse aquí.

La noticia en El correo gallego y en La voz de Galicia.

Jonás Trueba en Versión muy original

Gregorio Belinchón dedica hoy una entrada en su blog Versión muy original, en El país, a Jonás Trueba. La reproducimos a continuación:

Jonás Trueba ha presentado en el certamen de Gijón su primera película como director, Todas las canciones hablan de mí, un singular recorrido por un Madrid aparisinado, el desamor y la vuelta al amor de un chico que trabaja en una librería de viejo. Antes de que el filme se estrene el 10 de diciembre, en dos viernes, el hijo de Fernando ya tiene otra película en mente. Y así nos lo contó en Gijón.

Trueba tiene el cine en sus venas. A sus 29 años ya ha coescrito los guiones de Más pena que Gloria, Vete de mí y El baile de la Victoria. Tiene su blog y un montón de opiniones claras: en Todas las canciones hablan de mí hay innumerables referencias a Jean Eustache, Valle-Inclán, François Truffaut, Milan Kundera y algún guiño allienano (el poster de su debut contiene una clara imagen seudoManhattan). Su protagonista, encarnado por Oriol Vila, lee, escribe, escucha música, pasea y ve el cine en casa, junto a su chica (Bárbara Lennie, en la foto con el director en el rodaje). ¿Películas en un monitor? ¿Y las salas? ¿Cómo un cinéfilo como Jonás Trueba no ha sacado ni un cine? “Ahí está mi segunda película. Estoy escribiendo el guión ahora”. El cineasta tiene el corazón del filme. “Va de gente que entra y sale del cine, entra y sale, entra y sale. Se cruzan, charlan”.

Trueba va a jugar con esas conversaciones cruzadas, con esa gente que disfruta aún de las salas. “Me gusta el cine, está claro. Es un posible buen homenaje”. Como en Todas las canciones hablan de mí, muy pegada al Madrid que conoce, y en todos sus trabajos como guionista, suponemos que el director también rodará en sus cines de Madrid. Trueba está perfilando los personajes y pronto podrá contar más cosas.

Ver en el blog.

Días de cine en el Festival de Cine de Gijón

Aquí os dejamos el reportaje sobre el Festival Internacional de Cine de Gijón de Días de cine. Ver vídeo.

Regina Spektor y una canción que habla de todos

Para quienes no conozcáis a la genial Regina Spektor, y para los que la conozcáis, os dejamos aquí su canción “Fidelity” subtitulada en español, una de esas canciones que hablan de todos y que nos hacen sentir menos extraños.

 

Jonás Trueba escribe de Todos vós sodes capitans

Capitanes intrépidos

Podríamos pasarnos la vida hablando de las películas que no se llegan a estrenar en nuestros cines. Son demasiadas, muchas de ellas quizá demasiado buenas. Tenemos dos opciones: conformarnos con la pobre dieta a la que nos someten los distribuidores, o tratar de buscarnos las castañas por nuestra cuenta. Cuando uno necesita ver una determinada película y no la encuentra por ninguna vía legal, se acaba poniendo del lado de la ilegalidad. A eso parecen abocados muchos amantes del cine hoy. Y no se trata de encontrar argumentos para justificar lo injustificable, sino de dar rienda suelta a una cierta rebeldía, de mostrar disconformidad ante la manera en que se hacen las cosas. Vivimos tiempos de una gran riqueza cinematográfica, aunque algunos se empeñen en demostrar lo contrario.

Por suerte hay personas que han decidido dar un paso adelante, y se han puesto a editar algunas de las mejores películas del cine reciente, sin distribución previa y a pesar del desconocimiento generalizado acerca de algunos de sus autores. También han surgido iniciativas desde algunas salas alternativas, desde los museos y por supuesto desde los festivales de cine. Pero esto también se mira con desconfianza. Se ha querido trazar una línea que separa las películas que se proyectan en este tipo de lugares de las que llegan a las salas comerciales. Se genera una confrontación nefasta y una idea absolutamente falsa sobre el estado del cine en general. Para algunos, todas las películas que han pasado por festivales y no han llegado a las salas comerciales son sospechosas de aburrimiento y pedantería, mientras que otros rechazan todo lo que pueda llegar a estrenarse en salas convencionales, argumentando que se trata de un cine adocenado, demasiado fácil y asequible, sin riesgo. Y en esa frontera se ha perdido el término medio, pero sobre todo es el cine lo que ha salido perdiendo.

(seguir leyendo)